Archive for junio 2015

GRANIZADO DE SANDÍA

miércoles, 24 de junio de 2015

granizado-sandia

   Yo no soy de las que piensa eso de que "cualquier tiempo pasado fue mejor", a lo mejor es porque tengo mala memoria pero prefiero el presente, creo que es donde está la acción, así que me resulta curioso ver como abrir una simple sandía me transporta a la infancia.

   Recuerdo ir al mercado con mi abuela y verla darle golpecitos a la sandía para ver si sonaba a hueco, decía que así sabía si estaba buena, también la examinaba minuciosamente para ver si tenía la piel en buen estado y si la mancha de haber estado en contacto con el suelo era amarillenta, si era verde o blanquecina significaba que la habían arrancado antes de tiempo y no estaba buena, nunca fallaba.

   Así que tener sandía en casa tiene mucho significado para mi, la sandía me recuerda a las vacaciones, la siesta, la playa, el tiempo libre, el buen rollito y a mi abuela... creo que por eso es mi fruta favorita.

   Hace varias semanas que las sandías llegaron a Pan, mijo y habas pero es ahora con la llegada del verano cuando alcanzan el equilibrio entre sabor y precio, así que he pensado celebrarlo con ¡¡¡ 3 RECETAS DISTINTAS PARA REALIZAR UN SABROSÍSIMO GRANIZADO DE SANDÍA!!!

granizado-sandia 
granizado-sandia

   La sandía es un alimento muy rico en carotenos, el principal es el licopeno, que es el que da a la sandía su característico color rojo y tiene muchísimas propiedades anticancerígenas, además una vez ingerido se transforma en vitamina A y vitamina C, los mejores antioxidantes, a lo mejor por esto el veranito nos sienta tan bien ;)

   También son conocidas sus propiedades diuréticas por tener tanta agua y potasio, por lo que va fantástica para adelgazar, mejorar el colesterol y la hipertensión.

   Tomar sandía solo tiene ventajas.

   Y como no quiero que os privéis de este refrescante granizado hoy os traigo tres opciones diferentes para que lo podáis preparar.


granizado-sandia

Granizado de sandía opción 1

INGREDIENTES

  • 800 gr de sandía congelada.
  • 150 gr de azúcar.
  • 1 limón pelado y sin huesos.

   La mejor opción para preparar el granizado en un momentín es ser un poco previsor@s y disponer de sandía ya sin pepitas y congelada, así lo único que debes hacer es echar todos los ingredientes en tu robot de cocina y mezclar hasta que obtengamos la textura de granizado, así es como el granizado sale más sabroso ya que no le añadimos nada de agua y tiene todo su sabor.


Granizado de sandía opción 2

INGREDIENTES

  • 500 gr aproximadamente de sandía.
  • 1 limón pelado y sin huesos.
  • 150 gr de azúcar.
  • 500 gr aproximadamente de cubitos de hielo.
   
   Si no hemos sido tan previsor@s como para congelar la fruta pero disponemos de cubitos de hielo, podemos picar la sandía junto con el limón, añadir el azúcar, volver a mezclar y por último añadir el hielo picado (en vuestro robot de cocina o picadora de hielo), también está riquísimo y un poco más ligerito.


Granizado de sandía opción 3

INGREDIENTES

  • 500 gr de sandía.
  • 125 gr de agua.
  • 100 gr de azúcar.
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  
    Si no tenemos sandía congelada, ni hielo, ni robot de cocina... ¡No pasa nada! Aún podemos hacer granizado, solo que el proceso será un poco más lento. Ponemos un cazo con el agua y el azúcar, una vez comience a hervir, contamos dos minutos y retiramos del fuego.

   Mientras trituramos la sandía limpia y sin pepitas junto con el zumo de limón y lo mezclamos con el almíbar preparado antes.

   Ponemos en un recipiente que nos sirva para el congelador y congelamos durante unas horas removiendo de vez en cuando con un tenedor hasta que obtengamos la textura deseada.



¿QUÉ MÁS GRANIZADOS DE FRUTA HACÉIS EN CASA?


LA ENSALADA DE AZUKIS Y LA "SEMANA DEL AHORRO"

viernes, 5 de junio de 2015


ensalada-azukis
   Hace ya muchos meses que en casa tenemos una costumbre que nos permite ahorrar y no desperdiciar alimentos, normalmente la última semana del mes hacemos "LA SEMANA DEL AHORRO" que consiste en hacer un pequeño inventario con todos los restos de comida que hay en el frigorífico, despensa y congelador y elaborar un menú semanal aprovechando todos estos restos, así esa semana compramos lo mínimo y gastamos lo que queda en casa.

   La semana pasada coincidiendo con que era finales de mayo, hicimos nuestra "LA SEMANA DEL AHORRO" y revisando la despensa descubrí media bolsa de azukis, la fecha de caducidad estaba muy próxima así que había que gastarlos, pero hacía demasiado calor para hacerlos en guiso... así que pensé hacer una ensalada fresquita con ellos, me pareció más apetecible para la época en la que estamos.

   He de reconocer que nuestro súper ecológico me está planteando muchos retos culinarios, investigo nuevos ingredientes para luego poder recomendarlos en Pan, mijo y habas y los azukis son uno de ellos.

   Las propiedades de esta legumbre japonesa son incontables, es buena para la flora intestinal, el corazón, el riñón, regulan el azúcar en sangre y lo mejor para mi en mi estado es que está altamente recomendada para los embarazos por su riqueza en minerales y su capacidad para estimular la leche materna.

ensalada-azukis
INGREDIENTES

100gr aprox Azukis
Trozo de algo kombu (no es imprescindible)
100gr aprox Arroz
1 Zanahoria
Maíz 
Brotes de soja
2 Limones
1 Cebolla
Cilantro fresco
Aceite, sal y pimienta
(Lo que tengáis por casa y os apetezca ponerle a la ensalada)

ensalada-azukis

   Lo primero que hacemos es poner a remojo los azukis la noche anterior, he leído en algunos sitios que esto no es imprescindible, sobre todo si los vas a cocinar con olla a presión, pero yo prefiero hacerlo a fuego lento y tenerlos a remojo durante la noche, facilita el proceso.

   Usamos tres medidas de agua por una de azukis, si tenemos kombu en casa podemos añadirle un trozo, ayudará a que la legumbre se ablande antes. Es probable que durante la cocción se evapore el agua, hay que ir añadiendo para que los azukis estén siempre sumergidos, yo necesité una hora y veinte minutos para que estuviesen como me gustan, un buen punto de referencia es que se aplasten con los dedos sin dificultad.

   Mientras se cuecen los azukis, picamos la cebolla y le echamos el zumo de un limón, lo dejamos macerando durante un rato en el frigorífico.

   Cocemos el arroz y reservamos.
   
   Cortamos la zanahoria en rodajas finitas y reservamos.

   Una vez que tenemos cocinados los azukis los escurrimos, enfriamos con agua fresquita y los mezclamos con el arroz y el resto de los ingredientes.
   
ensalada-azukis

     Guardar la ensalada en el frigorífico hasta el momento de servir.

     Aprovechamos el limón en el que hemos macerado la cebolla para hacer un aliño, añadiéndole cilantro fresco, un poco de aceite de oliva, sal, pimienta y el zumo de otro limón, lo mezclamos todo en un bote y aliñamos una vez servida la ensalada.

ensalada-azukis


¿HABÉIS PROBADO LOS AZUKIS?
¿CÓMO HACÉIS PARA NO DESPERDICIAR COMIDA?